Mostrando las entradas para la consulta ARTÍCULOS EXCLUSIÓN SOCIAL ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas para la consulta ARTÍCULOS EXCLUSIÓN SOCIAL ordenadas por relevancia. Ordenar por fecha Mostrar todas las entradas

miércoles, 13 de mayo de 1970

SOBRE MÍ

Mis estudios de bachillerato fueron transcurriendo entre las ciudades de Córdoba, Barcelona y Madrid por motivos familiares. Los finalicé en el Instituto Gregorio Marañón de Madrid en el año 1975 y aprobé la selectividad en la Universidad Autónoma de Madrid. En octubre de ese mismo año comencé la licenciatura de Ciencias Biológicas en la Universidad de Sevilla,  concluyéndola en la Universidad de Córdoba.

Ejercí los primeros años de mi profesión  como profesor interino desde 1983 hasta que aprobé las oposiciones para el Cuerpo de Profesores de Bachillerato, especialidad Biología y Geología, en 1988. Durante más de treinta y un años de profesor he desempeñado diferentes responsabilidades educativas, que han ido desde el ejercicio de la Dirección o la Jefatura de Estudios hasta la labor de Jefe de Departamento o de profesor-tutor. También he pertenecido a los consejos escolares de los distintos institutos por los que llevo desempeñando mi profesión, desde el Centro de Enseñanzas Integradas de Córdoba (antigua Universidad Laboral, actual Alhakén II), pasando por el IES “Salmedina” de Chipiona (Cádiz) e IES “Nuevas Poblaciones” de La Carlota (Córdoba) hasta mi actual destino el IES “López Neyra” de Córdoba.

Fui uno de los impulsores de la creación de la Escuela Teológica Universitaria de Córdoba (ETUCO), en donde realicé estudios entre 1983 y 1989, por lo que obtuve la declaración eclesiástica de idoneidad para poder ejercer como profesor en el área de formación religiosa para el nivel de bachillerato y formación profesional 2º Grado en el año 1987.

Mis primeros pasos en el  compromiso social los comencé a dar desde muy joven. Entre los años 1975 a 1985 llevé a cabo diferentes tareas con personas ancianas y enfermas disminuidas psíquicas en el Hospital de Jesús Nazareno de Córdoba y en la residencia de los Hermanos de la Cruz Blanca, respectivamente. Comencé a dinamizar  grupos y colectivos juveniles y  de adultos a partir del año 1978. Desde 1983 a 1986 participé en el grupo de reflexión CEYCU (Centro de Estudio y Cultura) sobre temas socio-políticos de corte progresista.

1986 sería el año en que impulsé a la Comunidad Cristiana Popular “Sin Fronteras” perteneciente al movimiento de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía y hermanada con las Comunidades Eclesiales de Base de América Latina.

Entre 1988 y 1990 estuve muy ligado al Consejo Local de la Juventud de Córdoba, participando en la Comisión de Marginación. Por esos mismos años estuve de voluntario en el centro de acogida de niñas del Hogar del Buen Pastor de Córdoba.

A principios de los noventa fundé la Asociación de Educadores “Encuentro en la Calle”:
·       Desde 1991 estuve como educador de calle en la calle Torremolinos, situada en el barrio del Sector Sur de la ciudad de Córdoba.
·       Ejerzo de responsable en la formación del equipo de educadores de calle a partir del año 2001.
·       Soy miembro de la Junta Directiva de la Asociación “Encuentro en la Calle”, desde abril de 2008 y Presidente de la Asociación desde el 9 de diciembre de 2014.      

Después del viaje a Perú, 1990, fui cofundador del Comité de Solidaridad con América Latina de Córdoba (COSAL).

De la mano de Diamantino García Acosta me hice miembro  de la APDHA en 1994 (Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía), asumiendo las siguientes responsabilidades:
·       Entre 1995-1996 Delegado de la APDHA de  Córdoba.
·       Desde 1996 miembro de la Junta Directiva de la APDHA hasta octubre de 2008.
·       Desde Septiembre de 1996 hasta Junio del 2000 fui Presidente de la Asociación Pro derechos Humanos de Andalucía.
·       En Junio del 2000 fui elegido nuevamente  Delegado de la APDHA en Córdoba hasta Junio de 2004.
·       Desempeñé la responsabilidad de coordinar el Área de Marginación de la APDHA entre 2001 y 2008.

Realicé  trabajos sociales con los campesinos y los pueblos jóvenes de Perú en 1990 y fui Observador Internacional para los Derechos Humanos en Chiapas (México) en febrero de 1998. Precisamente el Ateneo de Córdoba me concedió la “Fiambrera de Plata” en 1998 por mi compromiso social.

Las políticas neoliberales causantes de la exclusión social y del tratado de Maastricht nos llevaron a  organizar actividades contra la exclusión social por todo el país. De la mano de Enrique de Castro, el cura de Vallecas, coordiné la Semana de Lucha Social de Córdoba “Rompamos el Silencio” (12 al 16 de noviembre de 1999).

La Asociación-hermandad  de donantes de sangre de Córdoba me nombró miembro de honor el 24 de junio de 2001.
                                      
En enero de 2005 pusimos en marcha la Asociación Kala, cuyo objetivo principal es la integración socio-laboral de  jóvenes inmigrantes. Desempeñé la Presidencia de la Asociación hasta 9 de diciembre de 2014.

Estoy de asesor de la Cátedra Intercultural de la Universidad de Córdoba, desde enero de 2008, y miembro de las Plataformas “Salvemos la Hospitalidad” y “Otro Código de derecho penal es Posible”, con las que conseguimos que la ayuda solidaria a un inmigrante sin papeles no constituyese un delito penal.

Por último, soy miembro y portavoz de la Plataforma “Mezquita-Catedral de Córdoba, patrimonio de todos/as” desde el  18 de febrero 2014, en la que defendemos la titularidad pública del monumento y la implicación de la Administración Pública en su gestión,  y miembro de la coordinadora de la Asamblea de Andalucía desde el 5 de abril de 2014.

He publicado diferentes documentos: ¿Drogas Hoy? Una apuesta por la legalización. Editado: APDHA (Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía), Córdoba, 2000.  ¿Niños peligrosos o niños en peligro?  Editado: APDHA, Córdoba, 2002. El sistema de protección del menor: Visión crítica de la APDHA. Editado: APDHA. Córdoba, 2006. El deber de conseguir una Andalucía sin exclusión. Editado: APDHA, Córdoba, 2007.

He participado como coautor en las siguientes publicaciones:
·   La religión en la escuela pública. Editorial Popular. Madrid, 1990.
·       50 años de la declaración universal de los Derechos Humanos....” ya va  siendo hora”. Editado: APDHA. Granada, 1998.
·       Existen alternativas. Cinco años demandando el respeto a los Derechos Humanos y la dignidad de las personas encarceladas.
                         Editado: APDH-A. Córdoba, 2001.
·       VIDEO: Al compás de los sueños. Editado: Asociación Encuentro en la Calle. Córdoba, 2002.
·       VIDEO: Video promocional de la APDHA.
              Editado: Producciones Vayatela. Sevilla, 2005.
·       Infancia y juventud marginadas. Edita Ikusbide. Vitoria, 2006.
·       VIDEO: El deber de conseguir una Andalucía sin exclusión.
              Editado: APDHA. Sevilla, 2007.
·       Los más vulnerables ¿menores peligrosos o menores peligro?
         Editado: APDHA y Diputación de Córdoba. Córdoba, 2008.
·       ¿Menores sin derechos? Infancia extranjera                     desprotegida/Juventud penalizada. Edita Ikusbide. Vitoria, 2010.
·       ¿Violencia juvenil o juventud violentada?
                           Editado: Servei de Publicacions de la Universitat de Valencia
                           Valencia, 2011.
·       20 Años de encuentros en las zonas con más pobreza y exclusión social. Editado: Asociación Encuentro en la Calle. Córdoba, 2011.
·       Dioses en las aulas. Educación y diálogo interreligioso.
                           Editado: Grao. Barcelona, 2012.

La trayectoria como articulista la comencé en 1975 con apenas 18 años, recién comenzada la carrera de Ciencias Biológicas en la Universidad de Sevilla. El primer escrito publicado apareció en el Diario Córdoba el 18 de septiembre de 1975. También  escribí para la revista Alto Guadalquivir, para el Boletín de la Agrupación de  Hermandades y Cofradías de la Semana Santa de Córdoba (participando en los tres primeros números), para Nuevo Diario de Córdoba, para la revista Tiempo Libre de Córdoba, para el boletín y la revista “Sin Fronteras” de las Comunidades Cristianas Populares de Andalucía, para diferentes revistas de congregaciones religiosas (Ursulinas de Jesús, Dominicas de la Anunciata). Fue a partir de principios de la década de los noventa cuando comencé a escribir asiduamente artículos para el diario Córdoba con un denominador común: Los derechos humanos y la justicia social.

También he participado en diferentes programas de medios audiovisuales desde el año 1995, sobre todo a través de ruedas de prensa y entrevistas: TVE, Canal Sur, Antena 3, Tele 5, La Sexta, la Cuatro, Aljazzira, TV austriaca, Canal Arte, Globalia, Cadena SER, Cadena COPE, Radio Nacional de España, Onda Cero, Punto Radio, Onda Mezquita, Canal Córdoba, Procono, Localia, etc.  Estuve de colaborador del programa Córdoba “Hoy por hoy” de la Cadena SER, desde 2008 al 2010.

Por último, reseñar que he impartido en más de 100 conferencias por todo el Estado, principalmente de contenidos sociales: derechos humanos, inmigración y educación.

“Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
Caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.
Al andar se hace el camino,
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.
Caminante no hay camino
sino estelas en la mar”
                  Antonio Machado


martes, 28 de julio de 2009

Crisis social

España alcanza su máxima gloria en el deporte nacional. Al igual que en los anfiteatros romanos se aclamaban a los gladiadores, el pasado 6 de julio, 80.000 personas enloquecidas vitoreaban a Cristiano Ronaldo en el estadio Santiago Bernabéu. Su fichaje ha costado cerca de 100 millones de euros. Indiscutiblemente un país que puede permitirse estos excesos indica que es uno de los más ricos del mundo.
Sin embargo, "España es un gigante económico con pies de barro sociales". Buen resumen del economista Vicenç Navarro ante los desastres que está causando la crisis en cientos de miles de hogares españoles. Las siguientes informaciones no dejan la mínima duda: Cáritas atendió en 2008 a un 50%más de personas que en 2007 y actualmente las peticiones de alimentos y artículos básicos aumentan el 89.6%. Buena parte de las personas atendidas por diferentes oenegés acudieron antes a los servicios sociales públicos, sin resultado alguno. Estos datos son la consecuencia del retraso que sufre nuestro país en política social.
Treinta y cuatro años después de la dictadura franquista, España continúa a la cola de la UE en el gasto público social, siete puntos por debajo de la media europea según el informe que acaba de publicar la fundación Foessa. La causa de este gran retraso social es la falta de voluntad política de los sucesivos gobiernos españoles de incrementar sustancialmente el gasto público social. ¿Cuándo asumirán los responsables políticos del Estado sus responsabilidades en materia social? ¿Cuándo asimilarán que el sector privado sólo puede complementar, pero no sustituir, la función pública del Estado social, democrático y de derecho? ¿Sabemos que el Gobierno gasta en el Estado del bienestar 74.000 millones de euros menos de lo que le correspondería por su nivel de desarrollo económico? ¿La aprobación del nuevo modelo de financiación autonómica contribuirá a paliar este déficit?
En España, décima economía mundial, viven 1.800.000 personas en la más absoluta pobreza o, lo que es lo mismo, padecen la lacra de la exclusión social, según informes como ECV o el Foessa, de las que más de 400.000 corresponden a Andalucía.
Para colmo de males la Junta de Andalucía congela, disminuye o suprime las subvenciones a las oenegés que ayudan a miles de personas empobrecidas.
Bajando a la realidad más cercana, los ayuntamientos no tienen dinero para el gasto diario a la hora de atender a las miles de personas que se dirigen a ellos en busca de ayuda inminente, como el poder comer. En cualquiera de nuestras ciudades y pueblos hay colas para disponer de los recursos más básicos, según los servicios sociales y las onegés que prestan una ayuda inmediata. Los alcaldes empiezan a alzar la voz ante la grave situación que atraviesan centenares de familias de sus respectivos municipios, el caso más reciente lo tenemos en el alcalde de Puente Genil, que recibe cada día a 20 personas que necesitan ayuda (Diario CORDOBA, 16 de julio del 2009). Por este mismo motivo las corporaciones municipales, al igual que exigen más financiación, tendrían que plantearse los gastos superfluos o innecesarios, sobre todo en tiempos de crisis, como asesores y personas de confianza que rodean a alcaldes y ediles con elevados sueldos que salen del bolsillo de los contribuyentes.
Hay dinero, falta la vergüenza política para que los presupuestos de las diferentes administraciones públicas prioricen o apuesten por las personas más necesitadas de los derechos básicos, para que puedan alcanzar una vida con dignidad.
* Profesor y Presidente de la Asociación KALA

martes, 6 de julio de 1999

LAVOLUNTAD DEL PUEBLO

Desde esta decisión popular expresada en las urnas saludo a la nueva alcaldesa que tendrá que velar por todos los derechos y libertades proclamados en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, “sin distinción alguna de raza, color, sexo, idioma, religión, opinión política o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición” (art.). Este artículo para que pueda desarrollarse adecuadamente, tendrá que basarse en una serie de medidas sociales como las que a continuación expongo.

Señora alcaldesa, esperamos de usted que respete y haga valer el derecho a la libre circulación de las personas, ateniéndose a los artículos 6, 7 y 13 de la Declaración Universal. Para ello, su municipio deberá ser un auténtico territorio sin fronteras, en el que no se persiga, maltrate o viole algún derecho de cualquier persona por el mero hecho de ser inmigrante “sin papeles”; por el contrario, se le debe facilitar todos los medios pasa ser un ciudadano con los mismos derechos y deberes que cualquier otra persona.

Esperamos de usted que respete y haga valer el derecho a la intimidad de sus ciudadanos ateniéndose al art. 12 de la Declaración Universal. Para ello, su municipio deberá ser un espacio libre de cámaras de videovigilancia, de archivos personales, de controles policiales,… que hacen de la ciudadanía objeto de sospecha, miedo, persecución, y que potencian un estilo de Estado más represor que democrático, más policial que de ciudadanos libres y democráticos.

Esperamos de usted que respete y haga valer el derecho al trabajo de los ciudadanos, ateniéndose al art. 23 de la Declaración Universal. Su equipo de gobierno municipal deberá desarrollar un programa que potencie a las empresas públicas de su ciudad o pueblo y que apueste por las empresas de inserción sociolaboral, que posibiliten que las personas más desfavorecidas puedan acceder al mercado laboral.

Esperamos de usted que respete y haga valer el derecho a unos servicios sociales acordes con el art. 25 de la Declaración Universal. Servicios sociales que apuesten por la salud, la alimentación, el vestido, la vivienda,… Una política social que termine con la marginación y la desigualdad, dando una respuesta humana y adecuada profesionalmente a los colectivos que más sufren las violaciones de los derechos humanos: transeúntes, mujeres que ejercen la prostitución, toxicómanos, enfermos terminales, familias destrozadas por la exclusión social. Personas que posiblemente no habrán ejercido el derecho al voto, pero que necesitan de su dedicación política para que gocen de los derechos humanos como cualquier otro ciudadano.

Esperamos de usted que emprenda políticas que ayuden a solucionar los graves problemas derivados por el consumo de las drogas: enfermedades terminales, cárcel, destrozo personal y familiar,… Política social que podría ir encaminada hacia la creación de centros de acogida, en los que se desarrollen programas de higiene, atención médica y psicológica, suministro de estupefacientes con el consiguiente control sanitario para que no se vean abocados a delinquir (causa fundamental de la deshumanizante cadena: droga, sida, delincuencia, policía, juzgados, cárceles, muerte en algunos casos).
Esperamos de usted que genere una sensibilización y concienciación social que haga de su ciudad un espacio solidario y responsable, posibilitando encuentros permanentes con le movimiento social de base, abriendo unos barrios a otros, rompiendo guetos urbanísticos, dando propuestas sociales a los problemas derivados por la injusticia social, generando una buena coordinación con las demás administraciones para el bien de toda la ciudadanía.

Esperamos de usted, asimismo, que destine el 0.7% para la ayuda al desarrollo de los países empobrecidos.

Por último, queremos manifestarle que, desde la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía, estaremos bien atentos a que cada uno de los derechos, anteriormente mencionados, se respeten en su ciudad. Ese es nuestro deseo, y esa será nuestra tarea.


                                                         Miguel Santiago Losada
                                                        Presidente de la APDH-A
                                                       Córdoba, 6 de julio de 1999