sábado, 16 de febrero de 2013

Conferencia de Miguel Santiago Losada


Conferencia sobre exclusión social en la toma de posesión de Vicente Sánchez como decano del colegio de abogados de Alcalá de Henares. Tuvo lugar el 25 de enero de 2013 en la Universidad de Alcalá de Henares.

Conferencia de Miguel Santiago Losada

Publicado el 16 de feb. de 2013
Impartida en la Fiesta de San Raimundo 2013 en el ICAAH

martes, 12 de febrero de 2013


Conferencia sobre exclusión social en La Universidad de Alcalá de Henares con motivo de la toma de posesión del decano del colegio de abogados de Alcalá de Henares. Publicado el 16 de febrero de 2013.

martes, 5 de febrero de 2013

PAREMOS ESTE ATROPELLO

El 26% de mi salario va a I.R.P.F., Pasivos y M.U.F.A.C.E. Además, a lo largo del año tendré que pagar más tasas e impuestos, como la recogida de basura, impuesto de bienes inmuebles, impuesto de vehículos, IVA en cada producto que compre, etc. Todo ello supone que cerca de un tercio de mi sueldo va a las arcas del Estado para contribuir al bien común: sanidad, educación, servicios sociales, pensiones, obras públicas,… Llevo 30 años ejerciendo mi profesión y contribuyendo, por consiguiente, a que mi país sea un Estado Social, Democrático y de Derecho. Precisamente en esto consiste la ciudadanía, al menos en parte, y en esto consiste mi deber, del que estoy plenamente convencido.
Las personas que acceden a gobernarnos a través de las urnas, tienen el deber y la obligación de ser honestos, justos, transparentes, buenos profesionales,… que hagan del ejercicio de la política una saludable gestión al servicio de sus conciudadanos/as. Una gestión que, dependiendo de su ideología y por consiguiente de sus programas electorales, tenga como objetivo el bien común y nunca los intereses personales o de partido. En la medida que el Estado goza de más salud, o lo que es lo mismo no está ensombrecido por la corrupción, mis derechos, nuestros derechos, se verán más reconfortados.
Vamos para los 40 años de democracia y han sido muchos los esfuerzos para conseguir el actual Estado. Uno de sus principales logros ha sido la universalización de la educación y la sanidad, de lo que me siento muy orgulloso. Sin embargo, estamos asistiendo a demasiados capítulos de corrupción que minan nuestra confianza y  credibilidad  en los cimientos que configuran ese mismo Estado.
Precisamente estamos siendo espectadores del que puede ser el caso de corrupción más grave de nuestra historia democrática, con el supuesto cobro irregular de sobresueldos por parte de la cúpula del PP, incluido el mismísimo Presidente del Gobierno. Desde José María Aznar hasta Mariano Rajoy, todas las grandes figuras de la formación pasaron, supuestamente, en numerosas ocasiones por el despacho de los tesoreros para cobrar cantidades que iban desde unas pocas miles de pesetas hasta decenas de miles de euros. María Dolores de Cospedal, Rodrigo Rato, Jaime Mayor Oreja, Javier Arenas, Ángel Acebes, Federico Trillo y Francisco Álvarez-Cascos se llevaron, supuestamente, sus particulares “extras” de las cuentas en B del PP.
Lo que más me indigna como ciudadano de este país es que mientras la trama de corrupción “Gürtel” ha regalado, supuestamente, a la ministra de Sanidad, Ana Mato, viajes turísticos por valor de 50.000 euros, artículos de lujo valorados en 610 euros y fiestas familiares por más de 11.800 euros, su gobierno  recorta los presupuestos para la sanidad, privatiza hospitales, cierra centros de emergencias sanitarias y aniquila la Ley de Dependencia. Asimismo, se esfuerza por imponernos su moral partidista y  seguidista de una cúpula eclesial católica, que debería de estar al margen, desde hace ya muchos años, de las decisiones del Estado.
Lo que más me duele como persona es ver como Emilia Soria, la joven valenciana que usó una tarjeta de crédito que se encontró en la calle para comprar pañales y comida para sus dos hijas, ha estado a punto de ingresar en prisión, mientras los verdaderos estafadores de nuestro país campan a sus anchas favorecidos por amnistías de sus colegas que ostentan el poder, o porque el delito ha prescrito. Mientras, el paro, el empobrecimiento social y los desahucios alcanzan cifras astronómicas.
A veces dan ganas de abandonar este país denigrado diariamente por demasiados políticos, banqueros, folclóricas, jerarcas de la iglesia dominante, y por supuesto, monarquía, aunque sé que ese no es el camino. La respuesta es esforzarnos todos/as para liberar a la democracia de la España más rancia que todavía anda metida hasta el tuétano en parte de la sociedad.
Sólo espero que todos nuestros esfuerzos vayan encaminados a conseguir un verdadero Estado Social que responda principalmente a los/as ciudadanos/as más vulnerables, de Derecho donde la justicia sea igual para todos/as, que alcance el máximo nivel Democrático mediante una participación real y efectiva de sus ciudadanos/as; Federal, rico y diverso en lenguas y culturas, Laico, sin las ligaduras del concordato con la Santa Sede de 1979 y Republicano, liberado de arcaicas y costosas instituciones. Es un sueño que nos costará hacerlo realidad, pero no podemos permitir que la pesadilla actual sea el legado que dejemos a nuestros/as hijos/as.
                                                                               Córdoba, 5 de febrero de 2013
                                                                                     Miguel Santiago Losada

                                                                   Profesor y Presidente de la Asociación KALA