jueves, 4 de marzo de 2010

LAS INUNDACIONES

Desde hace varios años imparto la asignatura de CT y MA, en la que enseño a mis alumnos de 2º de Bachillerato los riesgos derivados de la dinámica hidrosférica o, lo que es lo mismo, las consecuencias de las inundaciones.

A lo largo de la historia, el río Guadalquivir se ha desbordado en innumerables ocasiones, causadas por los agentes meteorológicos a los que hay que añadir el riesgo derivado de las actividades humanas como la construcción de presas.

Los mismos alumnos aprenden a que hay que planificar estos riesgos para prevenirlos. Una medida preventiva y correctora muy eficaz son los planes de ordenación del territorio, que en el caso de Córdoba delimitan muy bien las zonas inundables.

A raíz de las últimas inundaciones nos podemos preguntar: ¿Porqué las administraciones responsables han permitido construir viviendas ilegales en estas zonas? ¿Qué beneficios políticos y económicos les han aportado?

Ahora es muy fácil señalar a las personas que han edificado viviendas en estas zonas, que no les eximo del fraude cometido; sin embargo, me resulta cínico el hacerlas las únicas responsables de la barbaridad urbanística que ha supuesto para Córdoba la proliferación de parcelaciones ilegales en su fértil vega.

Esperemos que las aguas del río pongan un poquito de orden a este desaguisado urbanístico.

                                                                   Córdoba, 4 de marzo de 2010.

                                                                        Miguel Santiago Losada