domingo, 20 de julio de 2008

Nuevos vientos fascistas en europa

Mientras hacemos cola para comprar un iPhone, el 7 de julio morían 14 inmigrantes en aguas de Motril, el 10 de julio eran 15 muertos, entre ellos nueve niños en aguas de Almería; el 11 de julio en una patera, que alcanzó la isla de Gomera, se encontraban cuatro cadáveres mezclados con los supervivientes. Desde enero de este año los muertos en aguas fronterizas se acercan al centenar. Mientras toda Europa estaba pendiente de su copa de fútbol, Berlusconi desarrollaba medidas fascistas contra la etnia gitana, fichando a niños y adultos para tenerlos controlados. Mientras muchos catalanes de la sociedad del bienestar preparan sus maletas para marcharse de vacaciones, el tripartito de izquierdas segregará a los niños africanos a partir del próximo curso fuera de la red escolar. ¿Quién está discriminando realmente?
Nuestra vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega , afirma a raíz de los tremendos dramas que se están produciendo en aguas mediterráneas y atlánticas, que "no hay asilo por naufragio" y que la expulsión es la ley. Señora vicepresidenta, también se aplica la pena de muerte por ley, se declaran guerras amparadas en la legalidad, incluso se les llama guerras santas, se extermina a personas en campos de concentración y cárceles de alta seguridad... No nos confunda, usted sabe que la ley puede ser la antípoda a lo que entendemos por justicia. Sin embargo, lo que verdaderamente no hay es vergüenza humana que pare este exterminio de pueblos excluidos y empobrecidos a través de una auténtica justicia social a escala planetaria y unas leyes de verdaderos contenidos humanos, que respeten y hagan realidad la declaración universal de los derechos humanos.
Los ministros de Trabajo y del Interior están desarrollando políticas marcadas por la intransigencia europea destinadas a disminuir a toda costa la población inmigrante, a través de medidas que no favorecen la inclusión social, como facilitar la salida de inmigrantes con papeles, no permitir la agrupación familiar, recluir hasta 18 meses a los inmigrantes por "el delito de no tener papeles" e incluso expulsar a los menores inmigrantes. El Gobierno español, teóricamente socialista, está dispuesto a cumplir a rajatabla la directiva del retorno o, lo que es lo mismo, la directiva de la poca vergüenza europea, que significa la violación más grave a los derechos humanos.
¿Qué les dirá nuestra consejera de Igualdad y Bienestar Social a las nueve madres que perdieron a sus hijos en aguas del sudeste del litoral andaluz? ¿Que son prematuros erasmus? Micaela Navarro realizó unas declaraciones, en una entrevista el pasado mes de mayo, en la que comparaba a los menores inmigrantes procedentes de Marruecos con los jóvenes europeos que vienen a realizar estudios en nuestras universidades. No sé si pesa más, en este caso, el cinismo o la falta de conocimiento de la realidad para decir semejante disparate.
Ha llegado la hora de decir las cosas por su nombre sin tapujos ni falsas formas ante tan brutales hechos políticos. También de exigir al Gobierno que desarrolle una verdadera política de izquierdas. Nuestros hermanos del tercer mundo mueren de hambre y los más decididos están llegando a las costas de la abundancia para señalar al bunkerizado castillo del primer mundo como causa y responsable de tan descarado y deshumanizante exterminio de excluidos y empobrecidos.
*Miembro de la junta directiva de APDHA

martes, 15 de julio de 2008

PONTE EN MI LUGAR, NO ME LLAMES EXTRANJERO

Nuestras conciencias se remueven, a la luz de la vida y del espíritu evangélico, ante la tremenda situación de rechazo y muerte que viven nuestras hermanas y hermanos del sur que, debido a la injusta situación de empobrecimiento y guerras, se ven obligados a un éxodo que los conduzca a una nueva tierra que mane leche y miel.
Para profundizar en las causas que provocan una de las injusticias sociales más destacables de los últimos años os propongo, desde mi modesta aportación, cuatro epígrafes:
1.- “No maltratarás ni oprimirás al extranjero, porque también vosotros fuisteis extranjeros en tierra de Egipto” (Ex 22, 20).
España fue durante siglos un país de emigración. Los grandes flujos de la emigración hacia América Latina y Europa se concentraron, respectivamente, en las primeras décadas del siglo XX y en las postrimerías a la II Guerra Mundial.
La herencia actual de este pasado migratorio es la presencia en el extranjero de más de un millón y medio de españoles. Siendo Andalucía la tierra que más ha sufrido la salida de tanta hija e hijo por motivos económicos, empobrecimiento social a causa del acaparamiento de la riqueza en manos de unos pocos, y políticos, como el régimen autoritario del General Primo de Rivera, la Guerra Civil española y los cuarenta años de la penosa dictadura franquista.
2.- “Mas un samaritano, que iba de viaje, llegó a donde él y, al verlo, se llenó de compasión” (Lc. 10, 33).
El sacerdote y el levita, los cumplidores de la ley, pasaron de largo y rodearon al apaleado; sin embargo, el que no se siente puro, el que se considera carne humana, se pone en el lugar de él y sin prejuicios lo atiende.
El sacerdote y el levita se justifican en base a una serie de prejuicios, que les conducen a la insolidaridad.
Sobre el fenómeno de la inmigración se nos intoxica permanentemente con falsos tópicos que evita una implicación solidaria y, a la vez, tranquiliza la conciencia; como por ejemplo:
  • - “El efecto llamada”. La única alternativa a la desesperación no es blindar fronteras para que no puedan llegar los empobrecidos, sino construir una sociedad justa e incluyente. Los derechos humanos son de aplicación universal.
  • - “Acabar con las regulaciones masivas”. Lo único que consigue es un aumento de la exclusión social, que no favorece a nadie.
  • - “Las mafias son la causa de la inmigración clandestina”. La principal causa es el sistema económico neoliberal que condena a la mayoría de la población mundial al hambre, enfermedad y muerte.
  • - “Nos quitan el trabajo y no tienen formación”. Enriquecen la economía del país y realizan trabajos que no estamos dispuestos a asumir. Su actividad productiva supuso el 30% del PIB entre 1995 y 2005. Por otra parte, la población inmigrante dobla la tasa andaluza de licenciados.
  • - “Copan el sistema sanitario”. Los más de cuatro millones de contribuyentes extranjeros mantienen el sistema de la Seguridad Social. Utilizan la sanidad pública una media de dos puntos por debajo de los españoles y los residentes europeos.
  • - “Aumento de la delincuencia”. Según fuentes policiales en el año 2002, con la mitad de inmigrantes, la tasa de criminalidad era superior 1.5 puntos a la de 2006.
  • - “Amenazan la identidad nacional”. Según encuestas oficiales 7 de cada 10 españoles opinan que la vida cultural se enriquece con las personas de otros países. El 72% de la población inmigrante tiene amistades españolas. Estamos llamados a favorecer la interculturalidad, camino enriquecedor de la humanidad.
  • - “Dificultan el aprendizaje de los niños y jóvenes españoles en la escuela pública”. En general los niños inmigrantes poseen unas enormes actitudes para aprender, enriqueciendo la convivencia de las comunidades educativas. La enseñanza concertada deberá abrirse a las nuevas realidades migratorias para potenciar al máximo el acogimiento en el sistema educativo.
Estos falsos tópicos, que generan todo tipo de prejuicios sociales, han provocado que un tercio de los españoles manifiesten su intolerancia hacia los inmigrantes. No cabe duda que estas actitudes negativas han tenido su caldo de cultivo, principalmente, en la política migratoria desarrollada por la UE, que considera a la inmigración como un fenómeno con multitud de riesgos de los que tenemos que salvaguardar.
3.- “Atan cargas pesadas e insoportables y las echan a los hombros del pueblo, pero ellos ni con un dedo quieren moverlas” (Mt. 23, 4).
Es importante que echemos mano de la memoria histórica para hacer un pequeño recorrido por la infortunada e injusta legislación sobre políticas migratorias, que machacan aún más a los ninguneados de este mundo:
- En 1985 se promulgó la primera ley de Derecho y libertades de los Extranjeros. Regulaba principalmente las condiciones de entrada y la concesión de permisos de trabajo y residencia que chocaban frontalmente con los derechos humanos. Sería la ley que creaba el régimen de extranjería (dividiendo a las personas en: ciudadanos de plenos derechos, extranjeros residentes y extranjeros o inmigrantes procedentes de países empobrecidos). Curiosamente esta ley se aprueba seis meses antes de la entrada de nuestro país en la UE, cuando la comunidad extranjera apenas llegaba a los 250.000 habitantes, siendo la mayor parte procedentes de países europeos.
Esta ley se caracterizaba:
a) Prima la vocación de la residencia temporal.
b) Manifiesta fragilidad jurídica ante los derechos del inmigrante.
c) No tiene como objetivo la inclusión social del inmigrante.
d) La política sobre inmigración depende principalmente de las directrices del
Ministerio del Interior.
- Los acuerdos de Schengen y Dublín a principios de los años 90 van a imponer la
“conciencia de frontera” en la UE. A partir de este momento se establece:
a) La obligación de solicitar visados para poder entrar en los países europeos.
b) El control de flujos en función de las necesidades en el mercado laboral.
c) Acciones de frontera, como el blindaje del Estrecho.
d) Procedimientos de expulsión.
Como consecuencia directa de estas medidas comienza la sangría humana de las muertes en el Estrecho. Los primeros cadáveres son vomitados por el mar en nuestras costas a principios de los 90, mientras disfrutábamos de la Expo del 92. Hasta el 2007, según fuentes de la APDHA, el número de muertos y desaparecidos en aguas del Estrecho y Atlántico es de 7.000 personas.
  • - En 1996 se modifica el reglamento de ejecución de la ley de 1985, contemplando el permiso de residencia permanente y la reagrupación familiar. Un alivio ante tanta crueldad humana.
  • - Reforma legislativa del año 2000. La ley 4/2000 suponía un paso adelante en el reconocimiento de derechos de los extranjeros. Sin embargo, provocó un conflicto gubernamental entre los responsables de Interior y Asuntos Exteriores con el ministro de Trabajo, ya que según los primeros esta ley suponía un aumento en los gastos sociales, la entrada de un mayor número de inmigrantes y dificultaría la convivencia. Terminaría ganando la política restrictiva con la Ley 8/2000, a raíz de conseguir la mayoría absoluta el PP. Esta Ley primaba descaradamente la seguridad de nuestras fronteras a la legitimidad: programa Ulises en el Estrecho, implantación SIVE (Sistema Intensivo de Vigilancia a Extranjeros), vallas de Ceuta y Melilla,…
  • - La nueva ley 14/2003 potencia los modelos de blindaje fronterizo y de control de acceso, establece la expulsión por vía de urgencia, condiciona el acceso a servicios sanitarios y educativos al poder consultar la policía los registros de empadronamiento municipales.
  • - Con la llegada del PSOE al Gobierno en el año 2004 se mejoraron las relaciones con Marruecos, lo que posibilitó que este país se implicase en la regulación de los flujos, sobre todo a través de la vigilancia de la policía marroquí en las fronteras. El asalto a las vallas de Ceuta y Melilla en el año 2005, imágenes dantescas que todos recordamos, es una de las consecuencias más graves de dicha colaboración. La llegada de menores inmigrantes no acompañados junto a la inmigración subsahariana, a través de cayucos, suponen nuevas vías desesperadas de romper con el blindaje impuesto por los países ricos de la UE. Junto a tanto dolor causado por las acciones desafortunadas de la Administración, hay que reseñar el proceso de regularización, que supuso la regularización de 700.000 inmigrantes en los primeros meses de 2005.
  • - El ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, ha ofrecido a los inmigrantes que acepten volver a sus países subsidios de desempleo que hayan acumulado en solo dos pagos con la condición de renunciar a sus permisos de trabajo y residencia, y comprometerse a no volver a España en los tres años siguientes, como mínimo. Por otra parte, con la reforma de le Ley de Extranjería que se prevé a finales de 2008, Corbacho entre otras medidas endurecerá el reagrupamiento familiar, frenando la llegada de padres de inmigrantes. No olvidemos que este Ministro de presencia recia es un extremeño emigrante en Cataluña.
  • - La Eurocámara aprobó el pasado mes de junio la Directiva del Retorno. El texto salió adelante con 367 sufragios a favor, 206 en contra y109 abstenciones, y salió adelante gracias al respaldo del Partido popular Europeo, los liberales y la derecha nacionalista. Los socialistas españoles se desmarcaron de sus compañeros los europeos, votando a favor de la directiva. Las claves más inhumanas que podríamos destacar de la Directiva del Retorno, que podemos calificar como la directiva de la poca vergüenza de la política europea y española, son: la duración de la retención de los inmigrantes sin papeles podrá ser ampliable a los 18 meses, los menores inmigrantes no acompañados podrán ser expulsados.
4.- “Apartaos de mí, malditos (…) porque tuve hambre y no me disteis de comer, tuve sed y no me disteis de beber, fui peregrino y no me acogisteis, estuve desnudo y no me vestisteis, enfermo y en la cárcel y no me visitasteis”. (Mt. 25, 41-43).
Esta intransigente política europea está provocando una grave injusticia social, intolerancia y muerte. Al igual que Jesús de Nazaret señalaba con el dedo a los responsables, que ocasionaban el mal a las personas, e incluso llegaba a tirar las mesas de los mercaderes del Templo, urge en estos tiempos tomar la palabra y las acciones contra tan salvaje destrucción humana:
Mientras hacemos cola para comprar un iPhone, el 7 de julio morían 14 inmigrantes en aguas de Motril; el 10 de julio eran 15 muertos, entre ellos nueve niños en aguas de Almería; el 11 de julio en una patera, que alcanzó la isla de Gomera, se encontraban cuatro cadáveres mezclados con los supervivientes. Desde enero de este año los muertos en aguas fronterizas se acercan al centenar.
Mientras toda Europa estaba pendiente de su copa de fútbol, Berlusconi desarrollaba medidas fascistas contra la etnia gitana, fichando a niños y adultos para tenerlos controlados, igual que hacemos con nuestros cuidados perros a través de un micro-chip.
Mientras muchos catalanes de la sociedad del bienestar preparan sus maletas para marcharse de vacaciones, el tripartito de izquierdas catalán segregará a los niños africanos a partir del próximo curso fuera de la red escolar. Generalitat y ayuntamientos seleccionarán a menores discriminados. ¿Quién está discriminando realmente?
Nuestra vicepresidenta del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, afirma a raíz de los tremendos dramas que se están produciendo en aguas mediterráneas y atlánticas que “no hay asilo por naufragio” y que la expulsión es la ley. Señora Vicepresidenta, también se aplica la pena de muerte por ley, se declaran guerras amparadas en la legalidad, incluso se les ha llegado a llamar santas, se extermina a personas en campos de concentración y cárceles de alta seguridad. No nos confunda, usted sabe que la ley puede ser la antípoda a lo que entendemos por justicia. Sin embargo, lo que verdaderamente no hay es vergüenza humana que pare este exterminio de pueblos excluidos y empobrecidos a través de una auténtica justicia social a escala planetaria y unas leyes de verdaderos contenidos humanos, que respeten y hagan realidad la declaración universal de los derechos humanos por encima de intereses economicistas y partidistas de la parte minoritaria y excluyente del primer mundo.
Los ministros de Trabajo y del Interior están desarrollando políticas marcadas por la intransigencia europea destinadas a disminuir a toda costa la población inmigrante, a través de medidas que no favorecen la inclusión social, como facilitar la salida de inmigrantes con papeles, permitir la agrupación familiar, recluir hasta 18 meses a los inmigrantes por “el delito de no tener papeles” e incluso expulsar a los menores inmigrantes. El gobierno español, teóricamente socialista, está dispuesto a cumplir a raja tabla la directiva del retorno, o lo que es lo mismo la directiva de la poca vergüenza europea, que significa la violación más grave a los derechos humanos a la que estamos asistiendo en los últimos tiempos.
¿Qué les dirá nuestra consejera de Igualdad y Bienestar Social a las nueve madres que perdieron a sus hijos en aguas del sudeste del litoral andaluz? ¿Qué son prematuros erasmus? Micaela Navarro realizó unas declaraciones, en una entrevista el pasado mes de mayo, en la que comparaba a los menores inmigrantes procedentes de Maruecos con los jóvenes europeos que vienen a realizar estudios en nuestras universidades. No sé si pesa más, en este caso, el cinismo o la falta de conocimiento de la realidad para decir semejante disparate.
Ha llegado la hora de decir las cosas por su nombre sin tapujos ni falsas formas ante tan brutales hechos políticos. También de exigir al gobierno que desarrolle una verdadera política de izquierdas. Ojalá tomase buena nota del eurodiputado socialista Joseph Borrel que ha votado en contra de la Directiva del Retorno. Nuestros hermanos y hermanas del tercer mundo mueren de hambre y los más decididos están llegando a las costas de la abundancia para señalar al bunkerizado castillo del primer mundo como causa y responsable de tan descarado y deshumanizante exterminio de personas excluidas y empobrecidas.

Miguel Santiago Losada


CÓRDOBA, 15 JULIO 2008